ADQUIERE "EL MITO DE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA"

lunes, 19 de junio de 2017

"¡Ríndanse!" (La Jornada, 19 de junio, 2017)

Policías masacrando indígenas en Nochixtlán, Oaxaca, 19 junio, 2016
John M. Ackerman

"Pinches oaxacos, ríndanse!’’, ‘‘¡Viejas chapulineras, váyanse a hacer tortillas!’’, ‘‘¡Putos huarachudos!’’, gritaban los cientos de agentes federales, estatales y gendarmería enviados por Miguel Ángel Osorio Chong y Gabino Cué mientras invadían, como si se tratara de una fuerza de ocupación terrorista y colonial, al pueblo mixteca de Nochixtlán, Oaxaca, hace exactamente un año, el 19 de junio de 2016. Ocho miembros de la comunidad cayeron abatidos y más de 100 civiles fueron heridos de bala ese día (véase: http://ow.ly/g1PO30cFGQ4). Desde entonces, los gobiernos federales y estatales han amedrentado, encarcelado e intentado infructuosamente dividir y comprar a las víctimas. Hoy las dignas víctimas se mantienen absolutamente firmes en su exigencia de lograr justicia plena para los deudos y para toda la comunidad.

Con cada nueva masacre, represión y fraude, el poder despótico busca enseñarnos que la dignidad y la resistencia son fútiles, que simplemente no vale la pena seguir luchando. Exigen que "aceptemos la derrota" y que cambiemos de estrategia, aliándonos con nuestros verdugos, si queremos tener alguna esperanza de lograr nuestros objetivos. Nos tildan de "soberbios", "locos", "puristas" o "intransigentes" por no dejarnos humillar, por insistir tercamente en el camino de la honestidad, la democracia y la justicia.

Quienes siguen de frente, a pesar de la sistemática violencia mediática y de Estado, son verdaderos héroes, incluyendo los padres de familia de Ayotzinapa, las madres de la guardería ABC, las víctimas de Nochixtlán, los maestros y los estudiantes normalistas en todo el país y también, desde luego, los dignos militantes del partido Morena.

"Espero que después de la garrotiza que les pusieron por allá en Aguascalientes ya le piensen un poco estos jóvenes". Son las palabras de Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, unos días después de que policías del estado de Aguascalientes reprimieron brutalmente a los normalistas de Tiripetío, Michoacán, que habían acudido en apoyo a las protestas de sus colegas de la normal de Cañada Honda en contra de la reducción arbitraria de su matrícula. Pero esta nueva represión contra los estudiantes normalistas del país solamente ha fortalecido su convicción de luchar todos los días por la dignificación de los maestros y la defensa de un proyecto de educación pública humanista y crítica...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

ENSAYO DE ELENA PONIATOWSKA A PROPÓSITO DEL ANIVERSARIO DE LA MASACRE DE NOCHIXTLÁN
HAZ CLIC AQUÍ

domingo, 11 de junio de 2017

"Nulidad necesaria" (Revista Proceso, 11 de junio, 2017)

John M. Ackerman

La grave violación a los principios constitucionales en materia electoral en el Estado de México se encuentra a los ojos de todos. Si el conteo definitivo del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) da como “ganador” a Alfredo del Mazo, la elección tendría que ser anulada por los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Y si el TEPJF se niega a cumplir con su mandato legal, se debe acudir inmediatamente a los tribunales y las instancias internacionales. 

En cualquier elección con una diferencia reducida entre el primero y el segundo lugar, las autoridades jurisdiccionales tienen la obligación de llevar a cabo una revisión minuciosa no solamente de la pulcritud del conteo oficial sino también de las condiciones generales en que se desarrolló el proceso electoral en su conjunto. Específicamente, habría que determinar hasta que punto los votos emitidos por los ciudadanos hayan sido el resultado de una decisión “libre” y un proceso electoral “auténtica”, de acuerdo con el artículo 41 de la Constitución, o si hubo manipulación excesiva al electorado o violaciones legales generalizadas durante el proceso. 

A partir de la avalancha de denuncias recibidas por medio de la plataforma de #NiUnFraudeMás (www.niunfraudemas.org), así como la cobertura realizada por los medios de comunicación nacionales y locales, sabemos que hay por lo menos cinco maneras en que el proceso electoral en el Estado de México violaría estos principios constitucionales. 

En primer lugar, se desplegó una intensa y costosa campaña política-electoral en beneficio de Del Mazo y contra Delfina Gómez durante los tres días de “veda” antes de la jornada electoral. Durante los días 1,2 y 3 de junio, se repartieron cientos de miles de volantes en todo el Estado de México, se enviaron mensajes de texto de manera masiva y se tapizaron las redes sociales y las páginas de internet con propaganda electoral. Esta campaña electoral encubierta, pero absolutamente transparente, atacaba la candidata de Morena y también intencionalmente engañaba a los votantes con la propuesta de votar simultáneamente por PT y Morena, acción que anula el voto, para “sacar al PRI”...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

martes, 6 de junio de 2017

"El coletazo del dinosaurio" (La Jornada, 5 de junio, 2017)

John M. Ackerman

El trabajo apenas se inicia. La enorme lección histórica que el pueblo mexiquense dio ayer al viejo régimen de la corrupción institucionalizada en el estado de México no será recibida con humildad por los oligarcas y sus empleados del Pacto por México. El grupo que hoy controla el país simplemente no sabe aceptar la derrota. Cuando no ganan por las buenas, arrebatan por las malas. El último coletazo del dinosaurio antes de su caída será fuerte y violenta.

Los adversarios de la democracia y la alternancia verdadera harán todo lo posible por utilizar los tribunales para robarle su triunfo a Delfina Gómez Álvarez y, si no logran su cometido, hacerle la vida imposible a la maestra de Texcoco desde el primer día de su gestión. Si ayer no escatimaron esfuerzos en comprar votos, acarrear ciudadanos, robar urnas y agredir los líderes de la oposición, una vez que Gómez Álvarez tome el poder serán capaces de intentar sabotear todos y cada una de las acciones del nuevo gobierno.

Sin embargo, si se confirma la victoria de Delfina Gómez, la burbuja de euforia ciudadana será tan grande e incontrolable que será casi imposible contener la ola expansiva de movilización social. Es muy probable que este histórico acontecimiento pudiera desatar un proceso de verdadera transformación democrática y fortalecimiento institucional en México. Las viejas estrategias de miedo, de manipulación y de cooptación simplemente no tendrán suficiente fuerza para derrotar la enorme esperanza en un mejor futuro que todos traeremos a flor de piel.

Contar con un gobierno que proteja y se preocupe por los ciudadanos significará un verdadero avance. Liberarnos del yugo de la represión neoliberal y la corrupción estructural abrirá la puerta para un florecimiento social sin paragón...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

"ACKERMAN: EL PRI NO HA GANADO ESTA ELECCIÓN"
ENTREVISTA EN CNN EN ESPAÑOL SOBRE LAS ELECCIONES EN EL ESTADO DE MÉXICO
HAZ CLIC AQUÍ


lunes, 29 de mayo de 2017

"Más allá de la indignación" (Revista Proceso, 28 de mayo, 2017)

John M. Ackerman

La absoluta descomposición del país es evidente para cualquiera dispuesto a abrir los ojos. 

Las ejecuciones de los corresponsales de La Jornada en Sinaloa y Chihuahua, Javier Valdéz y Miroslava Breach, así como de los activistas Miriam Rodríguez, en Tamaulipas, y Miguel Vásquez, en Jalisco, constituyen un macabro mensaje dirigido hacia todos los mexicanos que buscamos un mejor país. Y el secuestro del periodista Salvador Adame, en Michoacán, las amenazas en contra de Juan Manuel Partida, presidente de la Asociación de Periodistas de Sinaloa, y el asesinato del hijo de la periodista Sonia Córdova, en Jalisco, confirman que absolutamente nadie está a salvo frente a la ola de violencia criminal fomentada y protegida desde las más altas esferas del poder político y económico del país. 

Pero en lugar de atender la grave crisis humanitaria y democrática, las autoridades mexicanas prefieren indignarse y mandar sus “sentidos pésames” a Inglaterra por los ataques en Manchester, así como “exigir enérgicamente” el respeto a los derechos humanos en Venezuela. 

Estas hipócritas cortinas de humo ya engañan a muy pocos. El pueblo mexicano paga altos salarios a sus autoridades públicas para que se preocupen en primero lugar por los grandes problemas nacionales y los resuelvan. Los asuntos internacionales son importantes, pero no deben fungir como distractores de las tareas principales de nuestros gobernantes. 

La situación nacional se agrava cada día no por una falta de capacidad institucional o de presupuestos públicos, sino por una total ausencia de voluntad política. 

En México, el “terrorismo” no lo ejercen fundamentalistas religiosos al servicio de un Estado extranjero, sino las redes criminales que controlan simultáneamente los aparatos gubernamentales, las obras privatizadas y el narcotráfico. Ya no hay una separación clara entre las esferas públicas y privadas o entre el crimen organizado dentro y fuera del gobierno...

SEGUIR LEYENDO AQUÍ