ADQUIERE "EL MITO DE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA"

domingo, 21 de agosto de 2016

"Fortunas transparentes" (Revista Proceso, 21 de agosto, 2016)

John M. Ackerman

¿A cuánto ascienden las fortunas de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Felipe Calderón y Vicente Fox? ¿Cuál es el salario de Carlos Loret de Mola y Denise Maerker? ¿Cuánto gana Carlos X. González? ¿Carlos Slim y Emilio Azcárraga pagan impuestos? ¿Quiénes pagan el predial para las residencias de las familias de Arturo Montiel, José Murat y Miguel Ángel Yunes en el extranjero?

Son algunas de las preguntas que encontrarían respuesta si hubiera un verdadero compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas en el país. Toda la información con la que hoy contamos sobre la gran corrupción y los conflictos de intereses que están destruyendo la nación la tenemos gracias a las investigaciones de la prensa nacional e internacional. Frente a la indolencia de las autoridades y la complicidad de una gran parte de la sociedad civil organizada, The Guardian, Aristegui Noticias, Proceso, La Jornada, The New York Times y Le Monde, entre otros, se han convertido en los únicos actores que trabajan a favor de una verdadera rendición de cuentas.

Las costosas instituciones gubernamentales creadas durante las últimas décadas para supuestamente garantizar la honestidad de la vida pública no han servido para combatir la corrupción o generar un país más justo o democrático. El nuevo "Sistema Nacional Anticorrupción” terminará, sin duda, perdido en el mismo pantano burocrático y simulador. Y la exclusión del sector privado de las obligaciones de la "Ley 3de3" garantizará total impunidad para los empresarios monopólicos y sus amigos gubernamentales. Mientras, el SAT continúa en franca rebeldía en contra de una serie de 33 resoluciones del INAI que obligan al gobierno federal a dar a conocer los montos precisos de las millonarias condonaciones de créditos fiscales otorgados a las grandes empresas monopólicas. 

¿Cómo reaccionaría la población mexicana si conociéramos el verdadero nivel de riqueza y de corrupción de nuestra clase política y empresarial? ¿Qué pasaría si de repente tuviéramos acceso a la información completa sobre todas las cuentas en paraísos fiscales y los departamentos de lujo en Miami, San Diego, Texas, Nueva York, Suiza y París?...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

lunes, 15 de agosto de 2016

"La Cuarta República" (La Jornada, 15 de agosto, 2016)

John M. Ackerman

Hoy, los principales obstáculos al cambio social en México son el desánimo y la desesperanza de la población, la sensación de que independientemente de lo que hagamos las cosas seguirán igual. Después de dos años de protestas constantes todavía no conocemos el paradero de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa. Después de cuatro años de movilizaciones contra la corrupción y el cinismo de Enrique Peña Nieto, el príncipe de Atlacomulco sigue despachando en Los Pinos. Después de una década de marchas en contra de la privatización petrolera, las empresas privadas y trasnacionales cada día saquean más el oro negro. Y después de 30 años de lucha por la democracia, se siguen comprando y robando elecciones, aun con mayor descaro que nunca.

Sin embargo, a pesar de la aparente estabilidad del régimen autoritario, acontecimientos recientes indican que México hoy se encontraría inmerso en un proceso de profunda transformación política equivalente a lo que ocurrió durante la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Quizá nunca antes en la historia ha sido tan repudiado y vilipendiado un presidente mexicano como lo es hoy Peña Nieto. Las posibilidades de una relección del PRI en 2018 cada día se ven más distantes. Y los desesperados esfuerzos por inflar a una figura tan desprestigiada como Margarita Zavala como candidata de la continuidad evidencian el claro agotamiento del régimen.

El éxito del movimiento magisterial para frenar la contrarreforma educativa de Aurelio Nuño tiene pocos antecedentes en la historia. Los maestros no exigen nada para ellos, sino que demandan la derogación de una política pública que lastima profundamente la formación de las nuevas generaciones. El movimiento ya no es solamente gremial, sino que se ha convertido en una verdadera fuerza política con enorme respaldo social y popular...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

lunes, 8 de agosto de 2016

"Vampiros empresariales" (Revista Proceso, 7 de agosto, 2016)

Peña Nieto en reunión con el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios
John M. Ackerman

Como si México no tuviera ya suficiente sangre derramada en las calles, los dueños del país ahora buscan por todas las vías posibles que el gobierno acabe violentamente con las protestas magisteriales. Como vampiros que requieren de una dotación diaria de sangre ajena para sobrevivir, los oligarcas claman por una nueva acción represiva del Estado. Para ellos, las negociaciones en la Secretaría de Gobernación son una pérdida de tiempo. La única respuesta posible a la dignidad rebelde es el pelotón de fusilamiento.

Los hombres y las mujeres más adinerados de México han declarado una guerra de clase en contra de todos los trabajadores del país en venganza por la huelga magisterial. Aparte de sonar los tambores de guerra, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) también amenazan con suspender el pago de sus obligaciones fiscales, incluyendo sus contribuciones al Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS).

Hay que entender bien el mensaje. Los oligarcas buscan ahorcar a toda la clase trabajadora, dejándola sin servicios médicos, jubilaciones o cualquier prestación social, como castigo por su osadía de salir a las calles en defensa de su derecho humano fundamental a una vida digna. Al escalar el conflicto de esta manera, los empresarios monopólicos han convertido la lucha de los maestros en contra de la reforma educativa en una lucha generalizada del pueblo humilde a favor de la justicia social.

Todo lo público le es ajeno a los dueños del país. Consideran cualquier gasto en escuelas, hospitales, transporte, espacios o servicios públicos como un desperdicio, una dádiva inútil para “vándalos” y “flojos” que supuestamente no pueden proveer por sí mismos. Y debido a su formación neocolonial e ideología racista los oligarcas se quejan con particular amargura cuando el gasto público fluye al sur del país...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN REVISTA PROCESO

lunes, 1 de agosto de 2016

"Killary" (La Jornada, 1 de agosto, 2016)

John M. Ackerman

Estados Unidos (EU) no es un país democrático. Allí no gana quien convence con sus propuestas, sino quien cuenta con mayor respaldo de las redes de corrupción pública y privada. La única razón por la cual Hillary Clinton hoy aventaja a Donald Trump hacia la elección presidencial de noviembre es porque cuenta con el apoyo de la oligarguía financiera y el poder político del país vecino.

La campaña de Clinton ha recaudado un total de 375 millones de dólares, en comparación con los 99 millones de Trump (véase). Clinton lleva una ventaja contundente en donaciones de parte de los capitanes de todos los sectores claves de la economía estadunidense: defensa, bancario, agroindustria, energía, tecnología, etcétera. Estas contribuciones serían estrictamente ilegales si las avanzadas leyes mexicanas en materia de financiamiento electoral fueran vigentes del otro lado de la frontera.

Clinton también cuenta con el apoyo irrestricto del gobierno en turno. Tanto el presidente como el vicepresidente en funciones, Barack Obama y Joseph Biden, participan activamente en su campaña, gastando enormes cantidades de recursos públicos en actividades proselitistas. La semana pasada, ambos funcionarios participaron durante sus horas laborales en la Convención Nacional del Partido Demócrata para expresar su apoyo decidido para Clinton. Este intervencionismo gubernamental en las campañas también sería ilegal en México.

El Partido Demócrata manipuló las elecciones internas con el fin de asegurar que Clinton fuera su candidata en lugar de Bernie Sanders. La más reciente filtración de Wikileaks demuestra que los altos funcionarios del partido celebraron pactos con donantes, medios de comunicación y el gobierno de Obama con el fin de cerrarle el paso al candidato socialista. A ello hay que agregar las denuncias públicas de Sanders durante la campaña sobre la exclusión de votantes independientes de las elecciones primarias y la abierta parcialidad de los superdelegados, congresistas nombrados por dedazo por el partido, hacia Clinton...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

lunes, 25 de julio de 2016

"Ni olvido ni perdón" (Revista Proceso, 24 de julio, 2016)

John M. Ackerman

Enrique Peña Nieto nos ha pedido perdón por el escándalo de la “Casa Blanca” y Aurelio Nuño nos invita a dejar atrás la masacre de Nochixtlán para debatir sobre su nuevo “modelo educativo” neocolonial y privatizante. Al más típico estilo priista se privilegia la impunidad por encima de todo. Se repite el escenario que tuvo lugar a finales de 2014, cuando Peña Nieto llamó a los mexicanos a simplemente “superar” la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa. Con el tradicional coctel de demagogia, represión, guerra mediática y reformas simuladoras, se busca tender una cortina de humo que recubra y nos haga olvidar los enormes agravios cometidos contra la sociedad durante el sexenio actual.

En respuesta al olvido y el perdón que pide el gobierno, a los ciudadanos nos toca mantener viva la memoria, exigir castigos ejemplares para los responsables del desastre nacional, así como trazar una ruta de escape que pase por la revocación de todas las “reformas estructurales” y el diseño de un plan estratégico hacia la construcción de una nueva República.

Llama la atención que en el mismo momento en que Nuño anunciaba su “modelo educativo”, el miércoles 20, un grupo de porros escoltados por la fuerza pública irrumpió violentamente en el bloqueo establecido por maestros y organizaciones sociales en la autopista entre San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez. Se ratifica la elección preferencial de este gobierno por la ley del garrote.

Nuño ha colocado como ejes prioritarios de su modelo la enseñanza del inglés, el fomento de “valores para la convivencia” y la autonomía de gestión para las escuelas. En otras palabras, se buscará impulsar una lógica neocolonial, una cultura de obediencia ciega a la autoridad, así como la privatización de los planteles escolares por medio del cobro de cuotas. En contraste, la columna vertebral de un verdadero modelo educativo tendría que ser la historia, el pensamiento crítico y la gratuidad absoluta de la educación impartida por el Estado...

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

martes, 19 de julio de 2016

"Manipulación institucionalizada" (La Jornada, 18 de julio, 2016)

El viejo PRI sigue más vivo que nunca. Foto: La Jornada
John M. Ackerman

Resulta que Enrique Peña Nieto es un genio. Aun después del fracaso histórico de las "reformas estructurales" y en medio de una enorme crisis económica, con constantes recortes al gasto público, agravamiento de la carestía, debilitamiento del peso y un colapso en el precio del petróleo, el Presidente de la República supuestamente ha logrado un milagroso aumento en los ingresos de todos los mexicanos y en particular de los más pobres. De acuerdo con el estudio presentado el viernes pasado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el ingreso promedio de los mexicanos más pobres se habrá aumentado 33.6 por ciento entre 2014 y 2015.

Esta supuesta bonanza no fue resultado de nuevas políticas públicas, el descubrimiento de yacimientos petroleros o de una oleada de inversiones extranjeras, sino de la simple y llana manipulación de datos por el organismo supuestamente "autónomo" a cargo de la estadística nacional. De la misma manera en que el muy "autónomo" Instituto Nacional Electoral (INE) infla la votación para el PRIANRD en cada elección, hoy el Inegi también le ha echado la mano alnarcogobierno. El mismo Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ha cuestionado duramente la opacidad y la discrecionalidad con la cual el Inegi ha modificado sorpresivamente la manera de contabilizar los ingresos de los mexicanos (véase).

En lugar de aceptar su derrota y cambiar de rumbo, Peña Nieto aparentemente ha decidido huirse a un mundo de fantasía. En lugar de atender las necesidades sociales de la población, el ocupante de Los Pinos prefiere utilizar las instituciones del Estado para fabricar un mundo alterno en que él sigue siendo el rey de todos los mexicanos.

Desde la reforma al artículo 26 de la Constitución en 2006, el Inegi es supuestamente un organismo autónomo con plena independencia técnica y de gestión, así como personalidad y patrimonio propios. Sin embargo, en 2008 se aprobó una nueva Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica que viola la autonomía constitucional al subordinar el instituto al Poder Ejecutivo (aquí un extenso estudio que un servidor coordinó en el Instituto de Investigaciones Jurídicas sobre el tema...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

lunes, 11 de julio de 2016

"Tiempo agotado" (Revista Proceso, 10 de julio, 2016)

Miguel Ángel Osorio Chong con Jesús Murillo Karam
John M. Ackerman

El viernes 1 de julio el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que el “tiempo se había agotado” para las movilizaciones magisteriales. Unos días antes el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, utilizó la expresión de Gustavo Díaz Ordaz para señalar que su gobierno había sido “tolerante a extremos criticables” con respecto a las protestas de los maestros y padres de familia.

Las similitudes entre el discurso de los “nuevos” y los “viejos” líderes autoritarios recubren una diferencia de fondo entre los dos momentos históricos. Hoy el sistema autoritario se ve desgastado y agotado. Ya no controla los destinos de la nación como antes.

Desde la creación del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en 1946, el pilar central del sistema de control político ha sido la figura del presidente de la República. El ocupante de Los Pinos se convirtió en el sol alrededor del cual el negocio de la corrupción y la impunidad se administraba en todo el país. El primer mandatario siempre intentaba proyectar una imagen de estadista y se aseguraba de que sus subalternos, secretarios de Estado o gobernadores pagaran los platos rotos de los escándalos que periódicamente interrumpían la narrativa del poder.

Hoy la competencia desleal entre los diferentes integrantes del gabinete presidencial y los gobernadores ha transformado el tablero. La rebatiña entre Aurelio Nuño, Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, Manlio Fabio Beltrones, Manuel Velasco, Rafael Moreno Valle y otros, para lograr la candidatura de la continuidad autoritaria en 2018 ha invertido el sistema de reparto de culpas y responsabilidades. En lugar de pasar los costos políticos a los subalternos del presidente, hoy son los subalternos quienes pasan los costos al mandatario...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN REVISTA PROCESO

miércoles, 6 de julio de 2016

"John Ackerman: Geopolítica, economía y derechos humanos en México" (Radio Canada International, 5 de julio, 2016)



"Si tomáramos el poder público, institucional en México como sociedad organizada, podríamos hacer milagros. La Constitución garantiza un trabajo digno para todos. Lo que nos falta es un gobierno digno"