ADQUIERE "EL MITO DE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA"

miércoles, 19 de julio de 2017

"La basura a su lugar" (La Jornada, 17 de julio, 2017)

John M. Ackerman

Las empresas Epccor y Aldesa, constructores del Paso Exprés en Cuernavaca, Morelos, han declarado que el socavón que llevó a los señores Juan Mena López y Juan Mena Romero a su muerte la semana pasada "fue ocasionado por la erosión de una alcantarilla afectada por el exceso de basura y una acumulación extraordinaria de agua provocada por las intensas lluvias". De la misma manera, Miguel Ángel Mancera ha querido recubrir su ineptitud echando la culpa por las históricas inundaciones en la Ciudad de México a la "acumulación de basura" en el sistema de drenaje de la capital.

La salida más fácil para las autoridades siempre será echar la culpa a las víctimas de cualquier desastre. Hace unos días, el gobernador Héctor Astudillo culpó a los mismos presos por la violenta muerte de 28 internos en la cárcel de Acapulco, en lugar de asumir su responsabilidad legal como mando superior sobre el sistema de readaptación social del estado de Guerrero. A Felipe Calderón le gustaba afirmar, sin dato empírico alguno que lo respaldara, que 90 por ciento de los ejecutados durante su irresponsable, asesino y criminal "guerra contra las drogas", serían narcotraficantes y, por ello, supuestamente merecerían su mortal castigo. Y Lorenzo Córdova aprovecha cualquier oportunidad para echar la culpa a la "desconfianza" ciudadana por la enorme crisis democrática que hoy vivimos.

Las autoridades públicas existen precisamente para anticipar, planear y prevenir las consecuencias trágicas de las elecciones individuales de los ciudadanos y de los fenómenos naturales. Si no son capaces de cumplir con su trabajo la única salida es su renuncia inmediata...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

viernes, 14 de julio de 2017

"Peña Nieto, Trump y el riesgo de perder a México" (Entrevista in extenso, Keiser Report in Mexico, 15 julio, 2017)

"Lo que hace Trump con los mexicanos es equivalente a lo que les hizo Hitler a los judíos"

ENTREVISTA IN EXTENSO (ESPAÑOL/INGLÉS) CON MAX KEISER SOBRE 
EL PASADO, EL PRESENTE Y EL FUTURO DE MÉXICO

lunes, 10 de julio de 2017

"Hacia la ciudadanización del derecho electoral" (Revista Proceso, 9 de julio, 2017)

John M. Ackerman

Una de las razones por las cuales predomina la impunidad más absoluta en materia electoral es por la burocratización y la partidización de la justicia electoral. Si realmente queremos romper el nefasto ciclo de simulación y de fraudes constantes en México, habría que habilitar a los ciudadanos para que puedan participar directamente en los procesos de vigilancia y evaluación de los comicios.

Actualmente, el derecho electoral mexicano acota de manera estricta e inaceptable el papel de la ciudadanía. Somos convocados a las urnas para votar, prestamos mano de obra gratuita al INE sirviendo como funcionarios de casilla, y podemos fungir como silenciosos “observadores ciudadanos” de los procesos de conteo, pero formalmente no contamos con la “personalidad jurídica” necesaria para exigir un recuento de la votación o impugnar directamente los resultados fraudulentos. 

Ello no implicaría problema alguno si las instituciones electorales cumplieran con su espíritu original de ser organismos ciudadanos, independientes y autónomos. La histórica reforma electoral de 1996, que sentó las bases para la supuesta “transición democrática” en México, le apostó a la ciudadanización de los órganos electorales con el fin de acabar con los fraudes constantes. 

Desde la casilla electoral hasta la máxima instancia de dirección, el Consejo General del IFE, la autoridad sería dirigida y vigilada por ciudadanos independientes. El IFE también contaría con autonomía plena tanto de los partidos políticos como de las instituciones gubernamentales para poder cuidar las elecciones con total independencia y objetividad.

Pero aquel sueño de ciudadanización hoy se ha convertido en una oscura pesadilla de burocracia, simulación y corrupción. Los consejos generales, tanto del INE como de los institutos locales, ya no cuentan con autonomía ni espíritu ciudadano alguno. Hoy casi todos los consejeros rinden homenaje al poder y se hacen de la visita gorda frente a las violaciones legales...

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

lunes, 3 de julio de 2017

"Zapata vive" (La Jornada, 3 de julio, 2017)

John M. Ackerman

"Yo estoy resuelto a luchar contra todo y contra todos sin más baluarte que la confianza y el apoyo de mi pueblo”, respondió Emiliano Zapata a quienes cuestionaban su terca insistencia en seguir en la brega por la justicia aún en el contexto de las constantes traiciones de sus otrora aliados de la Revolución Mexicana, como Francisco I Madero y Venustiano Carranza. Para Zapata, el arte de las alianzas y los pactos cupulares, aspecto esencial de cualquier acción política y que el líder morelense ejercía con gran maestría, siempre debe subordinarse a los principios y la cercanía más íntima con las bases.

Tanto Madero como Carranza finalmente dieron la espalda a Zapata y a todo el pueblo mexicano. Ambos prefirieron quedar bien con sus amigos, socios y familiares porfirianas que apostarle a una ruptura desde abajo que hubiera permitido el cumplimiento pleno de las promesas revolucionarias.

Pero el espíritu de lucha enarbolado por Zapata sigue profundamente enraizado en la cultura política mexicana. Ni la creación, en 1946, del partido oficial anti-revolucionario, llamado "Revolucionario Institucional" por sus fundadores, ni la abierta traición, desde 1988, a la soberanía popular y nacional por el régimen Prianista, inaugurado por Carlos Salinas, han logrado borrar la profunda huella de dignidad rebelde que define la práctica cotidiana de los mexicanos.

El periódico Reforma recientemente divulgó una encuesta que evidencia la gran conciencia crítica de la población. 69 por ciento de los encuestados tiene claro que hubo un fraude electoral en el estado de México y sólo 14 por ciento, menos de la mitad de quienes supuestamente "votaron" por Alfredo del Mazo, afirma que fueron limpias. Asimismo, 60 por ciento de los mexicanos sabe que el Instituto Nacional Electoral (INE) "no está preparado" para organizar correctamente las elecciones de 2018...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

lunes, 26 de junio de 2017

"No la merecemos" (Revista Proceso, 25 de junio, 2017)


John M. Ackerman

¿Los mexicanos merecemos esta desgracia? 

Fue el francés ultraconservador ­Joseph de Maistre, un filósofo y activista que combatía frontalmente los logros de la Revolución Francesa a finales del siglo XVIII, quien hizo famosa la frase de “cada pueblo tiene el gobierno que se merece”. De la misma manera, los machos suelen justificar las inaceptables e indignantes agresiones sexuales a las mujeres echando la culpa a las víctimas por su manera de vestir o su forma de caminar. 

Todos los días somos testigos de una multitud de acciones de protesta, de movilización y de valentía de parte de periodistas, estudiantes, maestros, candidatos honestos y activistas sociales a lo largo y ancho del país. Todos los días millones de mexicanos se levantan a trabajar y a llevar sus hijos a la escuela, aun sabiendo que no recibirán un salario justo o una educación de calidad como se merecen. Y todos los días miles de niños y niñas sueñan con un mejor futuro, aun sabiendo que la narcopolítica está acabando con su país. 

No somos nosotros, las víctimas, sino los dirigentes del PRIANRD los responsables de la situación actual. En particular, el Partido Revolucionario Institucional ha traicionado su propio nombre destruyendo las instituciones, traicionado la revolución y desmantelado el sistema de partidos. Una enorme ola de hipocresía, cinismo y mentiras ha inundado la Nación. 

Todo se encuentra de cabeza y nada es como parece ser. Hoy se defiende la institucionalidad democrática cuestionando frontalmente a los corruptos e ineptos que tienen secuestrado al Estado, se enaltece los valores sociales de la Revolución Mexicana repudiando a los dos partidos políticos que llevan “revolución” en su nombre y se fortalece el sistema de partidos respaldando al único instituto político que no se define como un partido sino como “movimiento”...

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

lunes, 19 de junio de 2017

"¡Ríndanse!" (La Jornada, 19 de junio, 2017)

Policías masacrando indígenas en Nochixtlán, Oaxaca, 19 junio, 2016
John M. Ackerman

"Pinches oaxacos, ríndanse!’’, ‘‘¡Viejas chapulineras, váyanse a hacer tortillas!’’, ‘‘¡Putos huarachudos!’’, gritaban los cientos de agentes federales, estatales y gendarmería enviados por Miguel Ángel Osorio Chong y Gabino Cué mientras invadían, como si se tratara de una fuerza de ocupación terrorista y colonial, al pueblo mixteca de Nochixtlán, Oaxaca, hace exactamente un año, el 19 de junio de 2016. Ocho miembros de la comunidad cayeron abatidos y más de 100 civiles fueron heridos de bala ese día (véase: http://ow.ly/g1PO30cFGQ4). Desde entonces, los gobiernos federales y estatales han amedrentado, encarcelado e intentado infructuosamente dividir y comprar a las víctimas. Hoy las dignas víctimas se mantienen absolutamente firmes en su exigencia de lograr justicia plena para los deudos y para toda la comunidad.

Con cada nueva masacre, represión y fraude, el poder despótico busca enseñarnos que la dignidad y la resistencia son fútiles, que simplemente no vale la pena seguir luchando. Exigen que "aceptemos la derrota" y que cambiemos de estrategia, aliándonos con nuestros verdugos, si queremos tener alguna esperanza de lograr nuestros objetivos. Nos tildan de "soberbios", "locos", "puristas" o "intransigentes" por no dejarnos humillar, por insistir tercamente en el camino de la honestidad, la democracia y la justicia.

Quienes siguen de frente, a pesar de la sistemática violencia mediática y de Estado, son verdaderos héroes, incluyendo los padres de familia de Ayotzinapa, las madres de la guardería ABC, las víctimas de Nochixtlán, los maestros y los estudiantes normalistas en todo el país y también, desde luego, los dignos militantes del partido Morena.

"Espero que después de la garrotiza que les pusieron por allá en Aguascalientes ya le piensen un poco estos jóvenes". Son las palabras de Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, unos días después de que policías del estado de Aguascalientes reprimieron brutalmente a los normalistas de Tiripetío, Michoacán, que habían acudido en apoyo a las protestas de sus colegas de la normal de Cañada Honda en contra de la reducción arbitraria de su matrícula. Pero esta nueva represión contra los estudiantes normalistas del país solamente ha fortalecido su convicción de luchar todos los días por la dignificación de los maestros y la defensa de un proyecto de educación pública humanista y crítica...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

ENSAYO DE ELENA PONIATOWSKA A PROPÓSITO DEL ANIVERSARIO DE LA MASACRE DE NOCHIXTLÁN
HAZ CLIC AQUÍ

domingo, 11 de junio de 2017

"Nulidad necesaria" (Revista Proceso, 11 de junio, 2017)

John M. Ackerman

La grave violación a los principios constitucionales en materia electoral en el Estado de México se encuentra a los ojos de todos. Si el conteo definitivo del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) da como “ganador” a Alfredo del Mazo, la elección tendría que ser anulada por los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Y si el TEPJF se niega a cumplir con su mandato legal, se debe acudir inmediatamente a los tribunales y las instancias internacionales. 

En cualquier elección con una diferencia reducida entre el primero y el segundo lugar, las autoridades jurisdiccionales tienen la obligación de llevar a cabo una revisión minuciosa no solamente de la pulcritud del conteo oficial sino también de las condiciones generales en que se desarrolló el proceso electoral en su conjunto. Específicamente, habría que determinar hasta que punto los votos emitidos por los ciudadanos hayan sido el resultado de una decisión “libre” y un proceso electoral “auténtica”, de acuerdo con el artículo 41 de la Constitución, o si hubo manipulación excesiva al electorado o violaciones legales generalizadas durante el proceso. 

A partir de la avalancha de denuncias recibidas por medio de la plataforma de #NiUnFraudeMás (www.niunfraudemas.org), así como la cobertura realizada por los medios de comunicación nacionales y locales, sabemos que hay por lo menos cinco maneras en que el proceso electoral en el Estado de México violaría estos principios constitucionales. 

En primer lugar, se desplegó una intensa y costosa campaña política-electoral en beneficio de Del Mazo y contra Delfina Gómez durante los tres días de “veda” antes de la jornada electoral. Durante los días 1,2 y 3 de junio, se repartieron cientos de miles de volantes en todo el Estado de México, se enviaron mensajes de texto de manera masiva y se tapizaron las redes sociales y las páginas de internet con propaganda electoral. Esta campaña electoral encubierta, pero absolutamente transparente, atacaba la candidata de Morena y también intencionalmente engañaba a los votantes con la propuesta de votar simultáneamente por PT y Morena, acción que anula el voto, para “sacar al PRI”...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ