ADQUIERE "EL MITO DE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA"

martes, 20 de noviembre de 2018

martes, 13 de noviembre de 2018

"La soledad del presidente" (Revista Proceso, 11 de noviembre, 2018)

John M. Ackerman

No sólo Andrés Manuel López Obrador, sino todos los presidentes de la República desde la promulgación de la actual Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), el 5 de febrero de 1917, han gobernado “solos”. El artículo 80 del CPEUM señala que “se deposita el ejercicio del Supremo Poder Ejecutivo de la Unión en un solo individuo, que se denominará Presidente de los Estados Unidos Mexicanos". Asimismo, las amplias facultades otorgadas al presidente en el artículo 89 constitucional lo convierten simultáneamente en el Jefe del Estado Mexicano y le Jefe Suprema de las Fuerzas Armadas. 

Si bien el Poder Ejecutivo no es el único poder del Estado Mexicano, sí sobresale como un centro articulador de una enorme cantidad de facultades y poderes que solamente en algunos casos específicos debe compartir con otros poderes. Es cierto que la reforma política constitucional del 10 de febrero de 2014 le otorgó al presidente la facultad potestativa de “optar por un gobierno de coalición con uno o varios de los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión”. Sin embargo, esta opción solamente tiene sentido en caso de que el partido político del presidente no cuente con una representación mayoritaria en las cámaras federales, una situación que no ocurre en el contexto actual. 

Así que estrictamente hablando la “soledad” del presidente que tomará posesión el próximo primero de diciembre no surge de una decisión personal o política, sino del diseño constitucional de nuestro régimen político. 

Ahora bien, los reclamos hacia López Obrador evidentemente van más allá del ámbito legal. Los críticos insisten que el Presidente Electo debe pasar de una lógica de la oposición social a una del poder gubernamental. En lugar de atrincherarse con sus fieles, López Obrador debe ser “responsable” y gobernar en unidad con y para todos y todas. De lo contrario, el presidente electo se quedaría “solo”, en conversación y diálogo únicamente con sus amigos y allegados más cercanos....

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

lunes, 12 de noviembre de 2018

"Entrevista con Juan Carlos Mondero sobre Morena, Podemos y las ideologías políticas" (Diálogos por la democracia, TV UNAM, 11 de noviembre, 2018)

"DIÁLOGOS POR LA DEMOCRACIA"
TODOS LOS DOMINGOS A LAS 19:00 HORAS EN TV UNAM
Invitado especial 11 de noviembre: Juan Carlos Monedero, profesor de la Universidad Complutense y fundador de PODEMOS

Video completo disponible en TV UNAM:

Youtube:

martes, 6 de noviembre de 2018

lunes, 5 de noviembre de 2018

"Autoritarismo jurídico" (La Jornada, 5 de noviembre, 2011)

John M. Ackerman

Las airadas protestas relativas a la supuesta "ilegalidad" de la consulta realizada por el equipo de transición del presidente electo sobre la ubicación del nuevo aeropuerto revelaron la predominancia de un enfoque profundamente reaccionario y conservador en relación con la naturaleza y la función del derecho. Tantas décadas de autoritarismo institucionalizado nos han acostumbrado a confundir la legalidad con la vida y el estado de derecho con la razón de Estado.

El constitucionalismo moderno y re­publicano logró la gran hazaña histórica de someter toda actuación estatal a las leyes. "Al margen de la ley, nada; por en­cima de la ley, nadie", afirmaba el gran jurista mexicano del siglo XIX José María Iglesias. Un estricto compromiso con el estado de derecho evita el abuso del poder tanto por los funcionarios públicos como por los llamados "poderes fácticos", que si bien no ocupan cargos gubernamentales también ejercen un fuerte poder económico, mediático o social.

Ahora bien, algunos quisieran extender esta lógica de estricta legalidad para incluir también a la ciudadanía. Desde este punto de vista, los ciudadanos de a pie constituimos una amenaza para la ins­titucionalidad democrática y debemos ser sujetos a los mismos controles que los funcionarios públicos y los grandes empresarios. Solamente deben ser permitidas las consultas populares que estén expresamente reguladas por la ley, por ejemplo.

Quienes enarbolan este enfoque per­vierten el "principio de legalidad" que dicen defender. El hecho de que la autoridad solamente pueda hacer lo que esté expresamente señalado en la ley, no implica que el ciudadano cuente con los mismos límites, sino todo lo contrario...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

martes, 30 de octubre de 2018

"Paco Ignacio Taibo II conversa con John Ackerman sobre libros, política y conciencia crítica" (Diálogos por la democracia, TV UNAM, 28 octubre, 2018)

"DIÁLOGOS POR LA DEMOCRACIA"
TODOS LOS DOMINGOS A LAS 19:00 EN TV UNAM

Invitado especial, 28 de octubre: Paco Ignacio Taibo II, escritor y futuro Director del Fondo de Cultura Económica

Entrevista completa disponible en 


lunes, 29 de octubre de 2018

"La legitimidad de la consulta" (Revista Proceso, 28 de octubre, 2018)

John M. Ackerman

Los burócratas electorales y ­los expertos en demoscopia se creen los únicos dueños de la opinión pública y no quieren permitir a nadie invadir su terreno. Desde su punto de vista cualquier esfuerzo de sondeo ciudadano que no los involucra debe ser descalificado de antemano como un ejercicio “ilegal” o “sesgado”.

Pero Andrés Manuel López Obrador insiste en romper esquemas y se niega a someterse a las viejas reglas del juego. Frente a quienes exigían una y otra vez que escogiera el camino de los movimientos sociales o de los partidos políticos, decidió formar un auténtico “partido movimiento”, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que luchara simultáneamente en las calles y en las urnas. 

De la misma manera, la consulta ­organizada por el equipo de transición del presidente electo sobre la ubicación del nuevo aeropuerto internacional es un ejercicio innovador que rompe esquemas al combinar estrategias utilizadas históricamente por la oposición política con el ejercicio del poder gubernamental. 

Desde hace varios lustros, grupos ciudadanos de diverso signo han recurrido al mecanismo de la consulta popular para empujar sus agendas. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional, por ejemplo, realizó una serie de consultas importantes durante su momento de mayor auge, con el fin de convocar a la ciudadanía para pronunciarse a favor de los derechos de los pueblos indígenas. También hubo una consulta ciudadana muy significativa durante los noventa en favor de la reforma política del entonces Distrito Federal. En años más recientes se ha organizado una amplia diversidad de consultas a favor de diferentes causas ciudadanas...

SEGUIR LEYENDO EN REVISTA PROCESO

lunes, 22 de octubre de 2018

"Jorge Ramos y John Ackerman dialogan sobre Trump, AMLO y el futuro de América del Norte" (Diálogos por la democracia, TV UNAM, 21 octubre, 2018)

"DIÁLOGOS POR LA DEMOCRACIA"
TODOS LOS DOMINGOS A LAS 19:00 HORAS
EN TV UNAM
Invitado especial, 21 de octubre: Jorge Ramos, periodista

SITIO TV UNAM:
YOUTUBE:

"Bienvenida, hermana migrante" (La Jornada, 22 de octubre, 2018)

Policías mexicanos impiden el paso a migrantes de centroamérica (Fuente: La Jornada)
John M. Ackerman

Ningún ser humano es ilegal. El hecho de que una persona no cuente con documentos que acrediten su legal estancia en el país de ninguna manera anula sus derechos humanos. Los mexicanos indocumentados que contribuyen con el sudor de su frente a la economía de Estados Unidos no son criminales. Los centroamericanos que buscan refugio en México o quieran transitar en busca de oportunidades económicas al norte, no deben ser tratados como invasores o delincuentes, sino como hermanos y hermanas.

"Venimos en paz y en busca de trabajo", sostuvo Mario Orellana, de 28 años, de San Pedro Sula, Honduras, en entrevista con La Jornada. "El presidente Donald Trump no nos quiere, pero le aseguro que no somos delincuentes. Si escucha mi mensaje, le digo que la mayoría de los integrantes de la caravana de migrantes hondureños somos madres solteras y hombres trabajadores que queremos sacar adelante a nuestros hijos", comparte Isis Ramírez, quien viaja con sus tres hijas de 15, 12 y 10 años.

Dicho y hecho. No existe un solo reporte de la comisión de algún delito por los integrantes de la Caminata Migrante. Los centroamericanos no hacen otra cosa que ejercer su derecho humano al libre tránsito y su movilización responde a la necesidad humana de buscar mejores oportunidades y bienestar.

Pero muchos mexicanos prefieren seguir el lamentable ejemplo de Donald Trump. De la misma manera en que el presidente estadunidense señala a los mexicanos como "invasores" y "violadores", hay quienes asumen una postura abiertamente racista y clasista hacia los centroamericanos. Piden la militarización de la frontera con Guatemala, así como la deportación inmediata de quienes burlaron el control...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

martes, 9 de octubre de 2018

"Epigmenio Ibarra habla sobre la violencia de Estado, el periodismo y los movimientos" (Diálogos por la democracia, TV UNAM, 7 de octubre, 2018)

"DIÁLOGOS POR LA DEMOCRACIA"
TODOS LOS DOMINGOS A LAS 19:00 HORAS
Invitado especial, 7 de octubre: Epigmenio Ibarra, productor, cineasta y periodista

Programa completo disponible en Youtube:

lunes, 8 de octubre de 2018

"Elena Álvarez-Buylla y la transformación del CONACYT" (La Jornada, 8 de octubre, 2018)

Elena Álvarez-Buylla, futura Directora General de CONACYT
John M. Ackerman

La campaña de noticias falsas y manipulación mediática en contra de la propuesta de Andrés Manuel López Obrador para encabezar el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Elena Álvarez-Buylla, es un reflejo del tamaño del miedo que tiene una parte de la comunidad científica a los cambios de raíz que propone el presidente electo en materia de investigación científica.

Es totalmente falso que la doctora Álvarez-Buylla haya propuesto la cancelación de becas o de proyectos de investigación actualmente en curso. El oficio remitido el pasado 24 de septiembre al actual director general de Conacyt, Enrique Cabrero, surge en respuesta al sospechoso aumento en convocatorias nuevas durante los meses recientes, lo cual da la impresión de que el gobierno en turno tuviera la intención de dejar las arcas vacías y amarrar las manos al gobierno entrante.

El pasado primero de julio el gobierno de Enrique Peña Nieto perdió el respaldo de la ciudadanía. Así que durante el periodo de transición la administración saliente debería tener la humildad y la apertura para trabajar de la mano con el equipo entrante para definir cualquier nueva acción que comprometa recursos o bienes para el año próximo. Las acciones unilaterales del gobierno saliente incluso podrían ser impugnadas jurídicamente. Si bien todavía falta desarrollar criterios jurídicos precisos en México al respecto, las doctrinas jurídicas españolas y estadunidenses ofrecen pistas importantes en la materia.

Hace bien entonces la futura directora general de Conacyt en solicitar toda la información pertinente, así como pedir que se suspendan temporalmente la emisión de convocatorias nuevas, hasta que ella y su equipo puedan evaluar si corresponden o no con la nueva política pública en la materia. Además, la solicitud de Álvarez-Buylla está plenamente amparada jurídicamente por el derecho de petición ciudadano incluido en el artículo octavo constitucional.

Lo que en realidad ha generado el visceral ataque contra Álvarez-Buylla no es su comunicación del 24 de septiembre, sino su compromiso irrestricto con hacer realidad la cuarta transformación en materia de investigación científica. Desde que fue anunciada por López Obrador durante el tercer debate presidencial, la premio Nacional de Ciencias hizo público un programa de trabajo (disponible aquí) en que se compromete a combatir al neoliberalismo y el régimen de privilegios en el funcionamiento del Conacyt...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

martes, 2 de octubre de 2018

"Entrevista con Sabina Berman sobre justicia, género, cultura y democracia" (Diálogos por la Democracia, TV UNAM, 30 septiembre, 2018)

"DIÁLOGOS POR LA DEMOCRACIA"
TODOS LOS DOMINGOS A LAS 19:00 HORAS EN TV UNAM
Invitada especial, 30 de septiembre: Sabina Berman, dramaturga y escritora

ENTREVISTA COMPLETA disponible aquí: https://youtu.be/bis1FSuXS4c

miércoles, 26 de septiembre de 2018

martes, 25 de septiembre de 2018

"La apuesta formativa de Morena" (Revista Proceso, 23 septiembre, 2018)

John M. Ackerman

Morena ha tomado la decisión histórica de dedicar la mitad de su presupuesto a la formación política. A partir del 1 de enero de 2019 entrará en acción un nuevo Instituto de Formación Política (IFP) que será autónomo de la dirección política del partido y cuyo propósito será fortalecer el movimiento a partir de procesos permanentes de educación, debate, intercambio e información entre los militantes. 

El IFP será dirigido por Rafael Barajas, El Fisgón, y formaremos parte de su Consejo Directivo Paco Ignacio Taibo II, Pedro Miguel y un servidor, entre otros.

Nunca antes en la historia de México ha existido un partido que haya hecho una apuesta tan clara a favor de la formación de sus militantes. Es probable incluso que jamás haya existido un instituto político en el mundo entero que haya dado tan alta prioridad al tema de la educación política. 

Morena ya conquistó electoralmente a los gobiernos federal, de la Ciudad de México, de Veracruz, de Tabasco, de Morelos y de Chiapas, así como numerosas presidencias municipales de gran importancia a lo largo y ancho del país. El partido también controla tanto el Congreso de la Unión como la mayoría de los Congresos locales. 

Ya no es necesario utilizar los recursos del movimiento para construir opciones de educación formal para los jóvenes. El importante proyecto de las “escuelas universitarias”, que movilizó la mitad de los recursos del partido para fundar y mantener 20 diferentes institutos de educación superior, ahora será retomado por los gobiernos de Morena. La coordinadora del proyecto, Raquel Sosa, ya trabaja en la expansión y la consolidación del proyecto desde la SEP federal.

Pero el compromiso de Morena con la educación no se acaba con la incorporación de su exitoso primer proyecto educativo al nuevo gobierno democrático. Ahora se canalizará la mitad de los recursos públicos del partido hacia un ambicioso programa de formación política y social entre los militantes y con la ciudadanía en general...

SEGUIR LEYENDO EN REVISTA PROCESO

lunes, 24 de septiembre de 2018

"¿El fin del partido 'tricolor'?" (La Jornada, 24 de septiembre, 2018)

John M. Ackerman

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene toda su historia abusando de los colores y los símbolos patrios para fines electorales. Desde su creación en 1946, el viejo partido de Estado ha seguido la práctica de sus predecesores, el Partido Nacional Re­volucionario (PNR) y el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), de utilizar la bandera nacional como su emblema.

De esta manera, este partido político ha querido dar la impresión de enarbolar la esencia misma de la patria, de representar y encarnar al nacionalismo mexicano. Es común que sus operadores sugieran a los ciudadanos más humildes "cruzar la banderita" a la hora de votar. Y en cada festejo patrio se promueve, también de manera subliminal, al partido tricolor.

Desde hace tiempo la oposición ha demandado el fin de este uso faccioso y populista de la bandera mexicana. A lo largo de las décadas recientes se han presentado múltiples iniciativas en favor de prohibir el uso electoral de los símbolos patrios en aras de cuidar la equidad en los procesos electorales.

Estas iniciativas nunca han fructificado por la presencia tan importante del mismo PRI en el Congreso de la Unión, junto con sus aliados de PAN, PVEM, ­Panal y PRD. Pero hoy que, por fin, tanto la Cámara de Diputados como el Senado se encuentran en manos de las fuerzas democráticas, resurge la oportunidad de acabar con el populismo priísta, así como requilibrar el tablero simbólico en materia electoral.

Recordemos que aun a pesar de la movilización de enormes cantidades de recursos públicos y privadosilegales en favor de la candidatura de José Antonio Meade, solamente 14 por ciento de los votantes "cruzaron la banderita" en las elecciones presidenciales del pasado primero de julio. Este descalabro electoral deja al PRI en la peor situación de su historia...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

viernes, 21 de septiembre de 2018

"The Mexican Political Transformation in Global Context" (Conferences in Copenhague and Paris, September, 2018)

A NEW MEXICO?

John M. Ackerman at the Danish Institute for International Studies, Copenhague, Denmark

Full video available here: https://www.diis.dk/en/event/a-new-mexico

John M. Ackerman at the Institut de Relations Internationales et Stratégiques, Paris, France

Video summary here: http://www.iris-france.org/118226-mexico-what-projects-and-challenges-for-amlo-the-new-president/

jueves, 20 de septiembre de 2018

"The Mexican Breakthrough" (Social Justice, 15 de septiembre, 2018)

John M. Ackerman

The historic victory of Andrés Manuel López Obrador in the July 1st Mexican presidential election stands out as a beacon of hope amidst the turbulent sea of contemporary global politics. The collapse of the post–Cold War political establishment has conjured up a panoply of increasingly strange and dangerous demons throughout the globe, including Donald Trump, Emmanuel Macron, Rodrigo Duterte, Mauricio Macri, and Kim Jong-un, among others.

Mexico could have easily followed the same path of intolerance, elitism, and exclusion. Indeed, this was the generally expected outcome for the 2018 elections. Just as the corrupt establishment had stolen the presidential contests of 2006 and 2012, many assumed that the ruling Party of the Institutional Revolution (PRI), along with its long-time ally, the right-wing Party of National Action (PAN), would find a way to defeat, exclude, or simply eliminate López Obrador.

The playing field was significantly tilted in favor of the authoritarian coalition. The “PRIAN,” the acronym used to represent the union built over the last three decades between the two establishment parties, controls the electoral authorities and enjoys the support of the national oligarchy and international financial capital. This coalition also counted on the mobilization of an extensive network of clientelistic government programs, vote-buying schemes, and intimidation tactics to “get out the vote” on election day.

Nevertheless, against all odds, López Obrador emerged victorious, thanks to an excellent campaign and the massive groundswell of citizen participation and popular indignation with the status quo of violence, corruption, poverty, electoral fraud, institutional failure, and neoliberal policies. He received 53% of the vote, completely routing his competitors, Ricardo Anaya of the PAN, who received 22%, and José Antonio Meade of the PRI, who was left in a distant third place with 16% of the vote. The former party of the left, the Party of the Democratic Revolution (PRD), was brutally punished by the electorate for having allied with the Enrique Peña Nieto government since 2012 and then having endorsed Anaya during the 2018 campaign. It received only 2% of the presidential vote.

The 30 million votes López Obrador received on election day make him the most highly voted president in Mexican history. Vicente Fox (PAN) received only 15 million votes in 2000, the first time the PRI was defeated at the ballot box. Enrique Peña Nieto (PRI) received 19 million in the last presidential elections, held in 2012....

CONTINUE READING AT SOCIAL JUSTICE

martes, 11 de septiembre de 2018

"La UNAM, de pie" (La Jornada, 10 de septiembre, 2018)

John M. Ackerman

Les salió el tiro por la culata a los provocadores que enviaron porros violentos a amedrentar los estudiantes que protestaban pacíficamente en la explanada de Rectoría el pasado 3 de septiembre. En lugar de generar un escenario de choque, de violencia y de división, la agresión ha unido y puesto en movimiento a la comunidad ­universitaria.

La perversa transparencia con la cual actuaron los agresores, lanzándose encima de estudiantes inermes con palos, petardos y cuchillos a plena luz del día y a las puertas de la sede de la máxima casa universitaria, demuestra que no fue una expresión de la delincuencia común, sino un brutal acto de intimidación política.

Quisieron enviar un doble mensaje. Por un lado, se buscó infundir miedo entre los estudiantes con el fin de evitar un contagio del exitoso movimiento del Colegio de Ciencias y Humanidades Azcapotzalco. Recordemos que el 30 de agosto los estudiantes de ese plantel ya habían logrado la renuncia de su directora, Guadalupe Márquez Cárdenas, y el movimiento avanzaba con gran alegría en favor de una mejor transparencia administrativa, calidad educativa, participación democrática y artística, así como atención a los problemas de inseguridad y de porrismo.

La marcha a Rectoría del 3 de septiembre colocaba estos importantes temas en el centro de la agenda universitaria y nacional, algo inaceptable para los grupos más retrógrados, tanto dentro como fuera de la universidad.

Ya era mucho para los representantes del viejo sistema haber recibido una paliza tan fuerte en las urnas el primero de julio como para también tener que aguantar la democratización de la máxima casa de estudios. Así que alguien dio la orden de cortar de tajo al movimiento, mandando golpeadores en contra de los jóvenes. Llama poderosamente la atención la similitud de este modus operandi y aquel utilizado sistemáticamente por Enrique Peña Nieto y Miguel Ángel Mancera para desactivar las marchas juveniles a lo largo de sus sexenios correspondientes...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

martes, 4 de septiembre de 2018

"Entrevista in extenso con Olga Sánchez Cordero: Agenda legislativa y Estado de derecho" (Diálogos por la democracia, TV UNAM, 2 de septiembre, 2018)

"DIALOGOS POR LA DEMOCRACIA" 
TODOS LOS DOMINGOS A LAS 19:30 HORAS EN TV UNAM

Invitada especial del 2 de septiembre: Olga Sánchez Cordero, Senadora de la República, Ex-ministra de la Suprema Corte y futura Secretaria de Gobernación.

ENTREVISTA COMPLETA DISPONIBLE EN

SITIO TV UNAM:

YOUTUBE:


domingo, 2 de septiembre de 2018

"El renacimiento del Congreso de la Unión" (Revista Proceso, 2 de septiembre, 2018)

John M. Ackerman

El Congreso de la Unión está diseñado para ser una institución indomable, un ágora para el debate público y una casa para la interacción constante entre el pueblo y sus representantes. Es el poder del Estado mexicano que más auténticamente enarbola y representa las causas populares. 

La Cámara de Diputados, en particular, es el recinto que mejor refleja la enorme diversidad geográfica e ideológica de la nación. Los 300 diputados de distrito provienen de cada uno de los rincones de la república, desde Tijuana hasta Tapachula, desde Monterrey hasta Cancún. Y los 200 diputados plurinominales garantizan la representación de la más amplia diversidad de posiciones ideológicas, incluyendo izquierdistas, conservadores, anarquistas, liberales, socialistas, moderados y “ultras”, entre otros. 

Es precisamente por esta pluralidad, dinamismo y participación tan características del Poder Legislativo que los Presidentes de la República de los últimos dos sexenios, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, han hecho todo lo posible por cancelar su relevancia y autonomía. Como presidentes que llegaron al poder a partir de votaciones minoritarias y altamente cuestionadas, ambos mandatarios han tenido un terrible pavor a la voz del pueblo expresado por medio de sus representantes populares. 

Calderón, por ejemplo, pactó con Manlio Fabio Beltrones, en 2008, reformar el artículo 69 de la Constitución con el fin de eliminar el requisito de que el Presidente de la República acuda personalmente a la Cámara de Diputados cada primero de septiembre para rendir su informe de labores. Ello fue en respuesta a las aguerridas protestas protagonizadas por la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, en contra de Vicente Fox con motivo de la presentación de su sexto informe y del mismo Calderón durante su primer informe, a raíz del fraude electoral de 2006...

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

lunes, 27 de agosto de 2018

"Hegemonía democrática" (La Jornada, 27 de agosto, 2018)

John M. Ackerman

El fuerte liderazgo de Andrés Manuel López Obrador no debe ser motivo de preocupación, sino de celebración. Después de décadas de presidentes que gobiernan por la fuerza, por medio de la censura, la represión y el fraude, constituye una enorme bocanada de aire fresco contar ahora con un titular del Poder Ejecutivo que prefiere ejercer su liderazgo de manera pacífica por medio del diálogo y la consulta.

Existe una diferencia abismal entre dominar a un pueblo al estilo de los antiguos reyes, como lo han hecho los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) en décadas recientes, y ejercer una hegemonía democrática, como hoy lo hace López Obrador. En ambos escenarios, el presidente de la República goza de un gran poder, pero desde la lógica prianista el pueblo se reduce a ser una agrupación de súbditos cuya única opción es obedecer, mientras desde el enfoque obradorista somos ciudadanos cuyas opiniones y acciones son tomadas en cuenta.

Es un grave error confundir la democracia con la ausencia de liderazgos o de hegemonía. Un sistema político sin líderes, ni ideologías, ni organizaciones políticas o sociales flota a la deriva en medio de los turbulentos mares del poder y el dinero. Quienes despotrican sin distinción alguna contra todos los partidos políticos, los sindicatos y los líderes políticos apuestan, al final de cuentas, a la antipolítica, al individualismo y a la hegemonía del mercado sobre el Estado y de los intereses privados sobre los públicos.

Los sistemas de dominación y control no se desaparecen por sí solos, sino que hace falta derrotarlos por medio de la acción colectiva y la lucha social. Ello se logró, de manera espectacular y totalmente pacífica, en el terreno electoral el pasado primero de julio. Sin embargo, el proceso de transformación revolucionario del sistema político mexicano apenas se inicia. Para poder arrancar de raíz la corrupción, la impunidad y los conflictos de interés hace falta consolidar el liderazgo de López Obrador y profundizar su hegemonía democrática...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA